“hosers de yoga tipos de yoga”

La mente y el cuerpo son dos aspectos diferentes de la misma conciencia que aparecen como materia en forma física, y como mente en forma mental, de una manera más abstracta. Se puede decir, literalmente, que para cada pensamiento, para cada toma de decisiones, para cada sentimiento, hay un cambio y una transformación correspondiente en la fisiología. Por lo tanto, la fisiología refleja a la mente y la mente refleja a la fisiología, no son dos cosas separadas.

de luzesperanzaiberoamerica • Publicado en ALCANZA TUS METAS • Etiquetado abundancia, ACOMPASAR, actitud, ArmonizacionEnergetica, Autoconocimientopersonal, autoestima, Bioenergética, Bolsatrabajo, Buscamosdistribuidor, cursosadistancia, desarrollopersonal, GenteEmprendedora, Gentetóxica, Inteligenciaemocional, LawAttraction, LeyAtraccion, LuzAlquimica, medicinaAlternativa, Meditación, naturoterapia, OfertaLaboral, PensamientoPositivo, PNL, Prosperidad, superacionpersonal, TerapiaFloral, terapiaholistica, TerapiaPranica, terapiasnaturales, VisualizaciónCreativa, VivirMejor

Sólo sé y contempla. Ser es no hacer, y contemplar es también no hacer. Te sientas en silencio sin rea­lizar- actividad alguna, siendo testigo de todo lo que suceda. Las ideas darán vueltas en tu mente. Puedes sentir cierta tensión en algunas partes del cuer­po; te puede doler la cabeza. Sólo sé testigo de lo que pase, no te identifiques con eso. Observa, sé co­mo un observador que desde la montaña contem­pla lo que sucede en el valle. Es un don, no un arte.

En ese sentido, este tipo de víctimas de abuso (y control mental) son altamente peligrosos a tal punto de querer acabar con las familias, llevar la economía de un país a la ruina sin remordimiento alguno… esto que dice el psiquiatra encaja a la perfección con todo lo que describió el ex banquero holandés, quien cuenta cómo ellos están en capacidad de destruir empresas y hacer que la gente se suicide y ellos solo van a estar riéndose porque el psicópata no tiene empatía.

“En la tradición budista, la palabra “meditación” es equivalente a la palabra ‘deportes’ en los EE.UU. Es una familia de actividades, no una sola cosa”, dijo el director del laboratorio de neurociencia de la Universidad de Wisconsin Richard J. Davidson, Ph.D., al The New York Times. Y diferentes prácticas de meditación requieren diferentes habilidades mentales.

Los hombres religiosos han dicho siempre: «¡Somos ab­surdos! Nuestro mundo no es el del sentido, sino uno que hay más allá». Y el más allá será necesariamente un sinsentido. ¿Qué sentido puede tener la religión? Si le puedes dar un sen­tido a la religión, has errado el tiro. Entonces estás en el mun­do de la teología, la filosofía, los sistemas, pero nunca podrás tocar esa pureza que está más allá de la razón.

Somos impotentes frente a un misterio. Ésta es la razón por la cual nos la pasamos transfor­mando los misterios en problemas, porque con los problemas podemos hacer algo, sentimos que tenemos el control. Con los misterios, so­mos impotentes: no podemos hacer nada. Con los misterios, nos enfrentamos a la muerte y no hay control posible.

Entonces, ¿qué fue eso? ¿Qué es esa cosa sentada ahí arriba que dice: tú puedes tener esto, pero no puedes tener aquello? ¿Puede cambiarse? Hoy puede cambiarse. Dite a ti mismo revisando este momento: «Cambia esto. Yo soy merecedor de una salud espléndida. ¿Sabes por qué voy a ser merecedor de ella? Porque me amo a mí Misino y amo mi vida. Quiero amar mi vida de principio a fin, y simplemente no tengo lugar para ninguna otra cosa más que la vida». Tienes que verlo de esa manera.

Un hombre realmente humilde. Por lo general, si un pobre se vuelve rico comienza a desembarazarse de su pasado de forma que nadie pueda saber que fue un día un pobre. Abandona todo contacto con todo lo que pueda indicar que fue una vez un hom­bre pobre. No desea ver a sus familiares, no desea rememorar el pasado. Simplemente se desprende del pasado totalmente. Crea un nuevo pasado como si hubiera nacido aristócrata. Pero este hombre era humilde. Por eso los enviados informaron al rey que Mulla Nasruddin era el hombre más humilde que habían visto nun­ca y así fue nombrado el hombre más sabio.

¿Por qué preocuparse? Si hay amor, donde quiera que es­tés, no existirá carga alguna. Y si amas a tus niños incluso si los abandonas, lo comprenderán. Si no amas a tus niños y sigues sirviéndolos, lo captarán, y sabrán que esos son gestos falsos.

Te ayudo a que veas el porche porque al menos te sitúes en él. Entonces se facilita el viaje. A veces te prometo las cosas que pides, simplemente para ayudarte a que estés aquí un poco más. Tu propia comprensión te irá diciendo, poco a poco, que estás pidiendo cosas banales. Y un día, de repente, descubrirás que el porche ha desaparecido y que, desde luego, la casa nunca existió.

Quiero que hagas un dibujo —redúcelo a un gráfico abstracto— viendo esto en la luz, y que ya estás muerto y que estás a punto de renacer, y que todo el tiempo creíste que estabas vivo. Dibuja eso; dibújalo y coloréalo. ¿Por qué quiero que hagas eso? Porque quiero que este conocimiento esté ahí arriba (en el cerebro). ¿Por qué? Por que al final del día se supone que debes saber algo que sabe el alma. Y a menos que puedas dibujarlo y colorearlo no lo vas a saber y vas a tener que volver a este día otra vez. ¡Que así sea!

¿Has observado que es muy, muy difícil vivir con un santo? Puedes vivir con un pecador pero no puedes vivir con un santo, porque el santo te estará condenando constantemente con sus gestos, con sus ojos, con la forma de mirarte y con la forma de ha­blarte. Un santo nunca habla contigo, te habla a ti. Nunca te mira sino que tiene un ideal en sus ojos que le nubla la vista. Nunca te ve. Hay algo en el fondo de su mente y siempre te compara con ello, y por supuesto, te quedas corto. ¡Su mirada te convierte en un pecador! Es muy difícil vivir con él porque no se acepta, ¿cómo te va a aceptar a ti? Dentro de él hay muchas cosas, notas discordantes que siente que tiene que superar. Por supuesto, en ti ve las mismas cosas pero amplificadas.

Cuando realmente sabes algo, no eres un fanático. Un hombre de sabiduría, aunque sea uno que ha alcanzado solamente a tener destellos de Dios, destellos de su ser, se vuelve muy tranquilo, muy sensible, frágil. No es un fanático. Se vuelve femenino. No es agresivo. Se vuelve profundamente compasivo. Y con el saber, se torna muy comprensivo con los demás. Puede hasta comprender el punto de vista diame­tralmente opuesto.

Esto es lo mejor del caso: la misma gente que te sienta en el trono te arrojará de él. Hay una dinámica, una ley interna, que la gente que te respeta en el fondo también te falta el res­peto. Quienes te aman también te odian, porque están dividi­dos. No son uno. De modo que después de ayudarte a llegar al trono, una parte de ellos se ha acabado: la parte del amor. ¿Qué sucederá ahora con la parte del odio? Inmediatamente la parte del odio empieza a funcionar. De modo que en cuanto un hombre se convierte en respetable el clima comienza a cambiar. En cuanto un hombre se ha convertido en presidente o en primer ministro, los votantes están ya cambiando. En re­alidad, en el momento de votar una parte se acaba: la parte del amor. Ahora aflorará la parte del odio. De modo que la misma gente te lleva al trono, y la misma te hace bajar de él.

Esta es la parte fundamental de la meditación, el recordar eso: Yo soy. Caminando, sentado, comiendo, hablando, recuerda que: Yo soy. Nunca lo olvides. Será difícil, arduo. Al principio te olvidarás continuamente. Habrá tan sólo unos pocos momentos en los que te sientas iluminado, luego lo perderás. Pero no te desesperes, incluso esos pocos momentos son mucho. Cuando olvides, no te preocupes. Recuerda otra vez, de nuevo coge el hilo. Sigue, en cuanto puedas recordar de nuevo, coge el hilo y poco a poco los intervalos, los es­pacios irán desapareciendo, y surgirá una continuidad.

Antes de meditar, prepara los elementos que se van a utilizar en la meditación, si fuera el caso, y asegúrate de que todo lo que pueda distraerte, como los teléfonos móviles, estén apagados o fuera de tu lugar de meditación.

Cabe anotar que después del divorcio de los padres de Amy cuando ella tenía 8 años, ella quedó bajo el cuidado de su madre, su padre nunca se interesó realmente en ella sino hasta cuando empezó a ser famosa por el 2003, la animaba indirectamente a consumir drogas y alcohol para que estuviera contenta y él poder seguir sacándole provecho, de hecho era quien estaba más presente en su carrera musical, y cada vez que ella estaba en rehabilitación, Mitch su padre, la sacaba de allí para que siguiera dando conciertos y decía que ella no necesitaba rehabilitación porque estaba bien. Mitch aprovechó además su posición para lanzar su propia música colgándose del nombre y desastroza vida de su hija.

ADEMINAS-T&C Consulting S.A. Curso: Entrenamiento en Coaching Duración, fechas y horarios: Duración 50 horas distribuídas así: 3 presenciales más 16 horas de práctica, a partir del 17 de marzo hasta el

35 del martirio de nuestras respectivas madres. Ser madres de nosotras mismas requiere muchísimo valor, y te animo a intentarlo, por el bien de tu salud. La siguiente meditación sobre la buena maternidad me la envió Nancy McBrine Sheehan: 17 Al cuidar de mí como madre en una sociedad obsesionada por la mejor crianza de hijos, voy descubriendo la necesidad de engranar lo que es mejor para mis hijos con lo que es necesario para ser una madre bien equilibrada; voy comprendiendo que ese dar incesante se traduce en una entrega total, y cuando una se entrega del todo a sí misma, no es una madre sana ni es un yo sano. Así pues, estoy aprendiendo a ser primero mujer y luego madre; estoy aprendiendo a experimentar mis emociones, sin quitar a mis hijos la dignidad de sentir también las suyas; estoy aprendiendo que un hijo sano va a tener sus propias emociones y características, que son sólo suyas y muy diferentes de las mías; estoy comprendiendo la importancia de la comunicación sincera de los sentimientos, porque la simulación no engaña a los hijos; ellos conocen a su madre mejor de lo que se conoce ella misma. Estoy aprendiendo que nadie supera su pasado si no lo confronta; si no lo hace, sus hijos van a asimilar exactamente aquello que ella está tratando de superar; estoy comprendiendo que las palabras de sabiduría caen en oídos sordos si mis actos las contradicen; los hijos tienden más a imitar que a escuchar. Estoy aprendiendo que en la vida ha de haber tanta tristeza y tanto dolor como felicidad y placer, y que permitimos sentir todo lo que nos ofrece la vida es una indicación de plenitud y realización; estoy aprendiendo que la realización no se consigue entregándose totalmente, sino dándose a una misma y dando a los demás. Estoy aprendiendo que la mejor manera de enseñar a mis hijos a vivir una vida plena no es sacrificando mi vida, sino viviendo yo una vida plena; quiero enseñar a mis hijos que tengo mucho que aprender, porque estoy comprendiendo que soltarlos es la mejor manera de retenerlos.

Si somos un enigma, una cualidad etérea y misteriosa llamada conciencia y energía, entonces es el alma la que captura y conserva para siempre la experiencia final, el movimiento final de esa experiencia. El alma y la conservación de la experiencia en su finalidad es lo que permite que la conciencia sea tan amplia. Sin la ayuda del alma para definir la mente, estaríamos solamente creando y desplazándonos por la creación. Y tan pronto como nos movemos por ella, regresamos adonde estábamos al principio, pues no tenemos un margen —no lo hemos creado— de realidad estática a partir del cual podamos construir otros conceptos. ¿Comprendes lo que he dicho?

Mientras descansaba a la sombra de un árbol un astrólogo las vio. El astrólogo volvía de Kashi, la sede de la sapiencia. Se había doctorado en astrología, había alcanzado la perfección, y ahora que se había convertido en un gran doctor en astrología regresaba a su casa para ponerla en práctica. Miró las huellas en la arena húmeda y se desconcertó. Esas huellas no podían pertenecer a un hombre ordinario caminando por la arena sin zapatos durante un cálido ve­rano, al mediodía. Esos pies pertenecían a un gran emperador, un chakravartin. Un chakravartin es el emperador que rige al mundo. Todos los símbolos indicaban que este hombre era un chakravar­tin, un emperador del mundo entero, de los seis continentes. Y ¿por qué un chakravartin debería andar con los pies descalzos por la arena en una tarde tan calurosa de verano? ¡Era imposible!.

Una expresión es la del hombre corriente que vive apegado a su cuerpo, que nunca ha conocido nada superior al placer del comer y del sexo, cuya vida no ha sido nada más que comer y sexo, que ha disfrutado del comer, que ha disfrutado del sexo, cuya vida ha sido muy primitiva, cuya vida ha sido burda, que ha vivido en la antesala de su palacio sin haber entrado nunca en él y que siempre ha creído que eso es todo lo que la vida es. En el momento de morir tratará de aferrase. Se resistirá a la muerte; luchará contra la muerte. La muerte se le presentará como su enemigo.

Ve despacio, con cuidado, observando, y sé amoroso. Si eres sexual, no te digo que dejes el sexo, sino que lo hagas de una for­ma más atenta, de una forma más devota, que sea más profundo para que se pueda convertir en amor. Si eres amoroso, hazlo incluso con más agradecimiento; aporta una gratitud más pro­funda, alegría, celebración y meditación, para que se pueda con­vertir en compasión.

Tu mente se ha vuelto una carga. No la estás usando, más bien al contrario, estás siendo utilizado por ella. No permitas que la mente interfiera en tu vida, y entonces ésta será un fluir. Entonces te volverás desobstruido, te volverás transparente, entonces cada instante será una dicha porque no te preocupas por él.

…Porque todo su ser está disponible. Y cuando todo el ser es­tá disponible tienes una belleza. una gracia, una cualidad de tu ser totalmente diferente. Cuando estás dividido, serio, tenso, eres feo. Puede que triunfes, pero tu éxito será desagradable. Puedes pro­bar que eres alguien, pero no estás demostrando nada, estás crean­do simplemente una falsa imagen. Pero cuando eres total, cuando estás relajado, cuando eres uno, puede que nadie te conozca, pero entonces eres.

Y habrás sentido esto en multitud de ocasiones. Haciendo el amor a una mujer o a un hombre habrás sentido que esto no es pa­ra ti. El fénix se hace oír pero la lechuza es mucho más ruidosa; El fénix no puede ser oído, su voz es muy sutil y silenciosa, no agresiva. En momentos de paz y de meditación el fénix dice, “¿Qué estás haciendo? Esto no es para ti. ¿De qué te estás ali­mentando”. Esto no es para ti. ¿Qué estás bebiendo? Esto no es para ti”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *